La inscripción de Medicare es temporada abierta para estafadores

Encontrar el mejor plan médico privado, o de medicamentos, de Medicare entre docenas de opciones es lo suficientemente difícil sin incluir estrategias de venta engañosas.

Sin embargo, funcionarios federales dicen que están aumentando las quejas de personas mayores engañadas para que compren pólizas sin su consentimiento, o atraídas por información cuestionable, que pueden no cubrir sus medicamentos ni incluir a sus médicos.

En respuesta, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) han amenazado con penalizar a las compañías de seguros privadas que venden planes de medicamentos y Medicare Advantage (MA), si ellas o los agentes que trabajan en su nombre engañan a los consumidores.

La agencia también ha revisado las reglas que facilitan a los beneficiarios abandonar planes en los que no se inscribieron, o salir de aquéllos en los que fueron inscriptos a través de engaños, solo para descubrir que los beneficios prometidos no existían, o que no podían ver a sus proveedores.

Los problemas son especialmente frecuentes durante el período de inscripción abierta de Medicare, que comenzó el 15 de octubre y se extiende hasta el 7 de diciembre. Una trampa común comienza con una llamada telefónica como la que recibió Linda Heimer, de Iowa, en octubre. Heimer no contesta el teléfono a menos que su identificador de llamadas muestre un número que reconoce, pero esta llamada mostró el número del hospital donde trabaja su médico.

La persona al teléfono dijo que necesitaba el número de Medicare de Heimer para asegurarse de que fuera correcto para la nueva tarjeta que recibiría. Cuando Heimer vaciló, la mujer dijo: “No estamos pidiendo un número de seguro social o números de banco ni nada por el estilo. Esto está bien”.

“Todavía no puedo creerlo, pero le di mi número de tarjeta”, dijo Heimer. Luego, la persona que llamó le hizo preguntas sobre su historial médico y se ofreció a enviarle una prueba de saliva “absolutamente gratis”. Fue entonces cuando Heimer empezó a sospechar y colgó. Se comunicó con la línea de ayuda 1-800-MEDICARE para obtener un nuevo número de Medicare, y llamó a la Línea de ayuda de la red AARP Fraud Watch Network y a la Comisión Federal de Comercio.

Pero más tarde esa mañana, el teléfono volvió a sonar y esta vez el identificador de llamadas mostró un número que coincidía con la línea de ayuda gratuita de Medicare. Cuando respondió, reconoció la voz de la misma mujer.

“No eres de Medicare”, le dijo Heimer.

“Sí, sí, sí, somos”, insistió la mujer. Heimer colgó de nuevo.

Han pasado solo dos semanas desde que Heimer reveló su número de Medicare a una extraña y, hasta ahora, nada ha salido mal. Pero, con ese número, los estafadores podrían facturar a Medicare por servicios y suministros médicos que los beneficiarios nunca reciben, y podrían inscribir a personas mayores en un plan Medicare Advantage o de medicamentos sin su conocimiento.

En California, los informes de prácticas de venta engañosas de Medicare Advantage y planes de medicamentos han sido las principales quejas ante la Senior Medicare Patrol del estado durante los últimos dos años, dijo Sandy Morales, administradora de casos del grupo. La patrulla es un programa financiado por el gobierno federal que ayuda a las personas mayores a desentrañar problemas con sus seguros.

A nivel nacional, la Senior Medicare Patrol ha enviado a los CMS y al Inpector General de Salud y Servicios Sociales 74% más casos para su Investigación en los primeros nueve meses de este año que en todo 2020, dijo Rebecca Kinney, directora de la Oficina de Administración para la Vida Comunitaria del Consejo de Información y Asesoramiento sobre Atención Médica del departamento de salud, que supervisa las patrullas. Dijo que espera que lleguen más quejas durante el período de inscripción abierta de Medicare.

Y en octubre, funcionarios de los CMS advirtieron a las compañías de seguros privadas que venden Medicare Advantage y planes de medicamentos que los requisitos federales prohíben las prácticas de venta engañosas.

Kathryn Coleman, directora del Grupo de Administración de Contratos de Planes de Salud y Medicamentos de Medicare de los CMS, dijo en un memorando a las aseguradoras que la agencia está preocupada por los anuncios que promueven ampliamente los beneficios del plan Advantage que están disponibles solo en un área limitada o para un número restringido de beneficiarios.

Los CMS también han recibido quejas sobre información de ventas que podrían interpretarse como provenientes del gobierno, y tácticas de presión para lograr que las personas mayores se inscriban, señaló.

Coleman recordó a las empresas que son “responsables de sus materiales y actividades de marketing, incluido el marketing realizado en nombre de un plan de MA por los representantes de ventas”. Las empresas que violen las reglas federales de marketing pueden ser multadas y/o enfrentar suspensiones de inscripción. Un vocero de CMS no pudo proporcionar ejemplos de infractores recientes, o sus sanciones.

Si los beneficiarios descubren un problema antes del 31 de marzo, la fecha en que finaliza el período de cancelación de la inscripción de tres meses cada año, tienen una oportunidad de cambiarse a otro plan o al Medicare original. (Aquellos que eligen este último pueden no poder comprar un seguro complementario o Medigap, con raras excepciones, en todos los estados excepto en cuatro: Connecticut, Maine, Massachusetts y Nueva York). Después de marzo, generalmente están “atados” a sus planes Advantage o de medicamentos por todo el año, a menos que sean elegibles para una de las raras excepciones a la regla.

Este año, los CMS mostraron otra solución, por primera vez.

Los funcionarios pueden otorgar un “período de inscripción especial” para las personas que quieran abandonar su plan debido a tácticas de venta engañosas. Estos incluyen “situaciones en las que un beneficiario presenta una alegación verbal o escrita de que su inscripción en un plan MA o de la Parte D se basó en información engañosa o incorrecta… [o] donde un beneficiario declara que estaba inscrito en un plan sin su conocimiento”, de acuerdo con el Manual de Atención Administrada de Medicare.

“Esta es una válvula de seguridad realmente importante para los beneficiarios que claramente va más allá de la oportunidad limitada de cambiar de plan cuando alguien siente que eligió mal”, dijo David Lipschutz, director asociado del Center for Medicare Advocacy. Para utilizar la nueva opción, los beneficiarios deben comunicarse con el programa de asistencia de seguro médico de su estado en www.shiphelp.org/.

La opción de dejar un plan también está disponible si una cantidad significativa de miembros del plan no puede acceder a los médicos u hospitales que se suponía que estaban en la red de proveedores.

No obstante, las estafas continúan en todo el país, dicen los expertos.

Un comercial de televisión engañoso en el área de San Francisco ha atraído a las personas mayores con una serie de nuevos servicios que incluyen beneficios dentales, de la vista, de transporte e incluso “reembolso de dinero a su cuenta del Seguro Social”, dijo Morales. Los beneficiarios le han dicho a su grupo que cuando pidieron información estaban “inscritos por error en un plan en el que nunca habían dado la autrorización para ser inscriptos”, dijo.

En agosto, un adulto mayor de Ohio recibió una llamada de alguien que le decía que Medicare estaba emitiendo nuevas tarjetas debido a la pandemia de covid-19. Cuando no dio su número de Medicare, la persona que llamó se enojó y el beneficiario se sintió amenazado, dijo Chris Reeg, director del Programa de Información sobre Seguros de Salud para Personas Mayores de Ohio.

Reeg dijo que otra persona mayor recibió una llamada de un vendedor con malas noticias: no estaba recibiendo todos los beneficios de Medicare a los que tenía derecho. La beneficiaria proporcionó su número de Medicare y otra información, pero no se dio cuenta de que la persona que llamaba la estaba inscribiendo en un plan Medicare Advantage. Se enteró cuando visitó a su médico, quien no aceptó su nuevo seguro.

En el oeste de Nueva York, el culpable es una postal de aspecto oficial, dijo Beth Nelson, directora principal de la patrulla de Medicare del estado. “Nuestros registros indican… que puede ser elegible para recibir beneficios adicionales”, dice, tentadora. Cuando la clienta de Nelson llamó al número que figura en la tarjeta en septiembre para obtener más detalles, proporcionó su número de Medicare y luego terminó en un plan Medicare Advantage sin su consentimiento.

La estafadora de Heimer fue persistente. Contó que cuando la mujer intentó comunicarse con ella por tercera vez, el identificador de llamadas mostraba el número de teléfono de otro hospital local. Heimer le dijo que había denunciado las llamadas a los CMS, la línea de ayuda de la red AARP Fraud Watch Network y la FTC. Eso finalmente funcionó: la mujer colgó abruptamente.

KHN (Kaiser Health News) is a national newsroom that produces in-depth journalism about health issues. Together with Policy Analysis and Polling, KHN is one of the three major operating programs at KFF (Kaiser Family Foundation). KFF is an endowed nonprofit organization providing information on health issues to the nation.

USE OUR CONTENT

This story can be republished for free (details).

Syndicated from https://khn.org/news/article/la-inscripcion-de-medicare-es-temporada-abierta-para-estafadores/